top of page
Buscar

CÓMO QUEMAR VELAS COMO UN PROFESIONAL

Encender una vela puede parecer una tarea fácil, pero ¿sabías que hay formas de quemarlas correctamente? Cosas como la quema, el goteo y el humo se pueden evitar cuando se aplican las técnicas de uso adecuadas. ¡Sigue leyendo para conocer todo lo que necesitas saber para quemar como un profesional y aprovechar al máximo tus velas favoritas!


Calcula el tiempo de tu primera quema. La primera quema es clave para configurar su vela para vivir su vida al máximo. Una regla general es quemar durante una hora por pulgada de diámetro de la vela, o el tiempo suficiente para crear cera líquida en toda la superficie de la vela de borde a borde. Esto evitará la formación de túneles o el ahuecamiento del centro de la vela. Esto también evitará los "anillos de memoria", que evitarían que la vela se queme en todo su diámetro. Al quemar un poco más la primera vez, puede disfrutar de una quema constante y uniforme durante el resto de la vida útil de su vela.


Recorte la mecha de forma rutinaria. Después de colocar la vela sobre una superficie limpia y plana para quemar, recorte la mecha a ¼”. Esto se debe a que las mechas que son demasiado largas o torcidas pueden causar una combustión desigual, destellos, goteo e incluso hollín adicional. Recortar la mecha de esta manera cada pocas horas de tiempo de combustión puede ayudar a prolongar la vida útil de la vela.


Considere las velas de doble mecha. No solo se queman más intensamente y arrojan fragancia de manera más eficiente, sino que también generan más calor, lo que ayuda a cubrir el área de la superficie con cera derretida más rápido, por lo que puede reducir los tiempos de combustión y mantener una fusión uniforme.

Mantener alejado del aire en movimiento. Las corrientes de aire fluctuantes pueden hacer que su vela se queme a un ritmo inconsistente, lo que resulta en hollín o humo. Por eso es mejor mantener la vela alejada de las rejillas de ventilación, los acondicionadores de aire y las ventanas abiertas.


Guarde las velas correctamente, en un lugar fresco y seco. Mantenga las tapas puestas para evitar que caigan desechos inflamables. Además, para obtener el máximo aroma y la mejor fragancia de sus velas, una buena práctica es quemarlas dentro de un año de haberlas recibido.


Con el conocimiento y el cuidado adecuados, podrá disfrutar de sus velas favoritas de forma adecuada y segura, y sacar el máximo partido a cada una de ellas. ¡Feliz quemado, amigos!




bottom of page